“3.000 millones de personas no tienen acceso a la energía”

By Miguel Ángel García Vega

El mundo ensaya un nuevo orden energético pero fracasa. Pese a la irrupción del gas y el petróleo de esquisto, el advenimiento del coche eléctrico y la certeza del cambio climático regresan viejos actores y sus papeles. El mercado europeo está inundado de carbón barato y lo nuclear vuelve a estar sobre la mesa. El caballo blanco de las energías renovables tropieza con la veleta de los vientos y el capricho del sol para ser efectivo y, mientras, el mundo sufre. “Unos 3.000 millones de personas carecen de acceso a la energía”, advierte Michiel Soeting (Ámsterdam, 1962), responsable mundial de esta materia de KPMG. Alto, delgado, preciso en el inglés y en las palabras deja, en la conversación, malas y buenas noticias. “España, con su capacidad de regasificación, puede ser el hub [la base] del gas en Europa”, avanza. Pero como estos días resulta imposible extraer poemas de las noticias recuerda que esta semana “dos grandes petroleras ya han anunciado despidos”. Consecuencia de un barril a 50 dólares. ¿El ocaso de un tiempo?

Seguir leyendo.

Source: El País